EN PORTADA

EL EQUIPO DE GOBIERNO DE CASTRO URDIALES PREVE TALAR DOS HILERAS DE ÁRBOLES EN LA PLAZA DE LA BARRERA TAL Y COMO HAN VERIFICADO LOS GRUPOS DE LA OPOSICIÓN. LO PEOR ES QUE EL CONCEJAL DE URBANISMO ALEGA QUE NO HA SUPERVISADO NI REVISADO EL PROYECTO DESPUES DE QUE HA COSTADO MÁS DE 7.000€ DE DINERO PÚBLICO". .

VISITAS POR SEMANA

NEFASTA GESTION SOCIALISTA

EL PP DE CASTRO URDIALES COMIENZA EL VERANO CONTRA LA GESTIÓN SOCIALISTA DEL CHEQUE ESCOLAR..UN INVENTO QUE NI SI QUIERA HAN COPIADO BIEN..UN CHEQUE ESCOLAR QUE FUNCIONA DESDE HACE AÑOS EN LA JUNTA VECINAL DE SANTULLAN... .

IMAGEN DEL DÍA

IMAGEN DEL DÍA
LOS ARBOLES DE LA BARRERA NO SE TOCAN

FECHA

ATENCIÓN PRIMARIA

CASTROVERDE HA RECOGIDO MÁS DE 2500 FIRMAS PARA PEDIR QUE VUELVA LA ATENCIÓN PRIMARIA PRESENCIAL EN LOS AMBULATORIOS Y QUE SE AUMENTE EL PERSONAL. EL 25 DE MAYO PRESENTAN UNA MOCIÓN AL PLENO MUNICIPAL PARA INSTAR AL AYUNTAMIENTO A QUE HAGA LAS GESTIONES NECESARIAS PARA CONSEGUIR ESA ATENCIÓN PRIMARIA PRESENCIAL.

EN TWITTER

PLAN ESPECIAL DE BRAZOMAR

EL EQUIPO DE GOBIERNO SIGUE TRABAJANDO EN EL PLAN ESPECIAL DE BRAZOMAR. VEREMOS EN QUE SE TRADUCE Y COMO LO ARTICULAN

ENTRADAS RECIENTES

BUSCAR

LICENCIA

Licencia de Creative Commons
www.CastroConfidencial.es Los contenidos de este Blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

EMAIL

Castroconfidencial@gmail.com

USUARIOS DE LA OAV DENUNCIAN LA INTERRUPCIÓN DEL SERVICIO

viernes, 8 de enero de 2021

 


 VARIAS FAMILIAS CASTREÑAS SON USUARIOS DE LA OFICINA DE ASISTENCIA POR DELITOS VIOLENTOS.

 

 Desde el correo Usuarios de Cantabria de la Oficina de Asistencia a Víctimas de delitos violentos y contra la libertad sexual de Cantabria, se nos ha remitido la siguiente información:

 

 " Empezamos el año con muy mal pie. Desde el pasado lunes, 4 de enero, la Oficina de Asistencia a Víctimas de delitos violentos y contra la libertad sexual de Cantabria da la espalda a los usuarios. Las citas no han sido oficialmente anuladas, pero el servicio ha sido decapitado de facto al impedir a Aurora Gil Álvarez, la psicóloga responsable desde hace más de una década, siga atendiendo. Sería absurdo tratar de repetir aquí todos sus méritos profesionales. Sirva de muestra un botón, no hemos conseguido localizar ningún usuario que no estuviese sobradamente satisfecho con su trabajo.


Su asiento ha sido ocupado de manera puntual, casi accidental, diríamos. Poco o nada nos interesan las cuitas internas en la contratación o prestación de servicios por parte de la Dirección General de Justicia. Pero la realidad es que desde hace días las personas citadas se encuentran huérfanas, sin terapia, sin
respuesta y sin ninguna explicación.
¿De qué sirve mantener abierta una oficina cuya principal finalidad es la asistencia psicológica a víctimas si a éstas se les ha hecho a un lado, se les impone un cambio de profesional contra su voluntad y se las deja en la mayor de las desatenciones en un momento tan crítico como éste?


Por increíble que pueda parecer, no es ésta la primera vez que la
Dirección de Justicia, de la que depende la OAV, decide unilateralmente discontinuar el servicio. Hace dos años, con la misma inoperancia de las fechas navideñas y nula información a los ciudadanos la Dirección General de Justicia, dirigida por Pablo Ortiz, ejecutó el mismo movimiento. A ello le siguieron dos
meses de incertidumbre. Lo usuarios, junto a nuestras familias y amigos, nos movilizamos entonces hasta conseguir que las más altas instancias de la Consejería de Presidencia atendieran a nuestras demandas y se comprometieran a dar una solución definitiva a este problema. 

 

Explicamos entonces que cambiar de terapeuta de forma brusca e inexplicable podría tener -y de hecho tuvo- graves consecuencias en la psique de las víctimas. Es una cuestión de sobra conocida por los expertos. Su intercesión fue resolutiva y la psicóloga siguió atendiendo en la OAV. Guillermo Blanco, entonces jefe de gabinete de Miguel Ángel Revilla, subrayó que “la voluntad de la ciudadanía es soberana”. Todo apuntaba a que la crisis había sido zanjada, pero veinticuatro han resultado ser pocos meses para cerrar de forma definitiva este sainete.Interrumpir el servicio de asistencia a víctimas y sumirlo en el limbo absoluto sin ninguna explicación no ayuda a apaciguar nuestras mentes. 

Nuestras vidas fueron dolidas primero por la herida del maltrato o la violencia y ahora por el desgarro que nos producen la indiferencia y el desprecio de la Dirección de Justicia, designada por ley para defendernos. ¿Se ha olvidado el Gobierno de Cantabria de los cientos de familias afectados por este sinsentido?


Comenzamos año nuevo, abran la agenda, solucionen el problema y tomen buena nota de todos nuestros nombres. Los de entonces y los de ahora. Nosotros haremos lo propio. Devuelvan a Aurora Gil a la Oficina. El suyo es un trabajo silencioso, cotidiano, que no debería hacer ruido en los ecos de actualidad. Dejen que la Oficina de Atención a víctimas siga funcionando correctamente, como siempre.



0 Opiniones :

Publicar un comentario

Lea las reglas:

Todos los comentarios serán leídos y moderados previamente.

Serán publicados aquellos comentarios que respeten las siguientes reglas:
- Su comentario debe estar relacionado al contenido del post.
- No se aceptan comentarios tipo SPAM.
- No incluya links No necesarios en el contenido de su comentario.
- Si quieres dejar la url de tu blog, hazlo utilizando la opción OpenID.
- La caja de comentarios no es el lugar para pedir intercambio de links (para ello ve a la página de contacto).
- Ofensas personales, amenazas o insultos NO serán permitidos.

OBS: Los comentarios de los lectores no reflejan las opiniones del blog.

Finalmente: Se avisa de que Blogger guarda la dirección de correo electrónico del usuario a los meros efectos de establecer comunicación electrónica con el mismo, en caso de necesidad legal derivada de su comentario o para el seguimiento de la conversación, y sin realizar ningún proceso de recopilación o asociación de datos de mala fe por tu parte.