EN PORTADA

EL CONCEJAL DE HACIENDA PROMETIÓ TENER APROBADO EL PRESUPUESTO EL 1 DE ENERO DE 2021...ESTAMOS A 8 DE ABRIL DE 2021 Y LOS VECINOS AUN ESTAMOS ESPERANDO PARA CONOCER EL BORRADOR. VEN Y CUENTALÓ...EN CASTRO URDIALES SEGUIMOS SIN PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN LOS PRESUPUESTOS MUNICIPALES.

VISITAS POR SEMANA

ASCENSOR

MAÑANA SE ABRE AL PÚBLICO EL ASCENSOR DE SANTA CATALINA UNA BUENA NOTICIA DESPUES DE ESTAR PARADO MÁS DE 5 MESES ESPERANDO UNAS PUERTAS.. VEREMOS CUANDO VOLVERÁN A PARARLO PARA COLOCAR LA CUBIERTA..

IMAGEN DEL DÍA

IMAGEN DEL DÍA
Santa María

FECHA

PRESUPUESTOS 2021

DEL BORRADOR DEL PRESUPUESTO DE 2020 HEMOS PASADO AL BORRADOR DEL PRESUPUESTO DE 2021 CON UN AUMENTO DE 12 MILLONES DE GASTOS PARA LOS QUE NO HAY INGRESOS EFECTIVOS. NO PARECE QUE LOS GRUPOS MUNICIPALES DE LA OPOSICIÓN ESTÉN DISPUESTOS A APROBAR UN PRESUPUESTO INFLADO PERO YA LO VEREMOS...A PRINCIPIOS DE ENERO NUEVA COMISIÓN DE HACIENDA Y PRESUPUESTO.

EN TWITTER

MOCIÓN DE CENSURA

DESPUES DE LA PUBLICACIÓN DE LA PELEA ENTRE LA ALCALDESA DE CASTRO Y UN CONCEJAL DEL PSOE EN EL ASTILLERO, QUE PRETENDÍA HACER MOCIÓN DE CENSURA CONTRA EL ALCALDE DE CIUDADANOS..EL PSOE DE CANTABRIA LLAMÓ AL ORDEN A SU CONCEJAL PORQUE PELIGRABA LA ALCALDÍA EN CASTRO URDIALES; ES DECIR, QUE CIUDADANOS CASTRO TENÍA ORDEN DE CAMBIAR DE BANDO SÍ LA MOCIÓN DE CENSURA SALDRÍA ADELANTE.. LLORANDO ESTABA LA ALCALDESA DE CASTRO URDIALES, INCLUSO SE TOMÓ UNOS DÍAS DE VACACIONES PARA PENSAR SU FUTURO..PERO TODOS TRANQUILOS, LE MOVIERON LA SILLA AL CONCEJAL DEL PSOE EN EL ASTILLERO, LE INVITARON A CERRAR LA PUERTA POR DETRÁS Y ADIOS MOCIÓN DE CENSURA Y ROTURA DE PACTO EN CASTRO URDIALES...TOTAL TENEMOS UN BIPARTITO QUE ES UN TRIPARTITO CON EL APOYO DEL PP EN LA SOMBRA..

ENTRADAS RECIENTES

BUSCAR

LICENCIA

Licencia de Creative Commons
www.CastroConfidencial.es Los contenidos de este Blog están bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

EMAIL

castroconfidencial@gmail.com

Ecoheroes de Nueva York

miércoles, 4 de agosto de 2010

El futuro de la Gran Manzana es verde, como lo demuestran las acciones y entusiasmo de un nutrido grupo de ‘ecourbanitas’ que se han puesto a trabajar para sembrar las semillas de la ciudad que viene. Texto: Carlos Fresneda Fotos: Isaac Hernández.

Al otro lado del East River, en un tejado de Brooklyn, está germinando el presente de la agricultura urbana. Annie Novak y Ben Flanner han sabido sacarle todo el partido posible a esta superficie de más de 1.500 metros cuadrados, a cinco pisos de altura, en lo más alto de viejo edificio industrial y con el trepidante skyline de Manhattan marcando el horizonte.Annie Novak, la granjera en el tejado, admite a sus 27 años que Nueva York era el último sitio que tenía en mente cuando sintió la llamada de la tierra… “Trabajé un tiempo en Ghana y también en Latinoamérica, pero siempre me atrajo poderosamente la vida en la ciudad. Lugares como Brooklyn o Berkeley son ahora el destino natural para los agricultores jóvenes que deseamos romper con las barreras artificiales entre los urbano y lo rural”.

El huerto en las alturas no es más que la punta visible de un movimiento de agricultura urbana comparable sólo con la explosión musical de Brooklyn, la cuna de la cultura localívora. La red de Just Food, las cooperativas de consumo y los huertos comunitarios han encontrado un inmejorable caldo de cultivo en la extensa trastienda de la Gran Manzana.

En el Village aún se conserva la tradición, iniciada en tiempos por la Green Guerrillas y continuada gracias al apoyo de ecoheroínas como la actriz Bette Midler, que salvó de la piqueta decenas de jardines comunitarios amenazados en su día por el alcalde Giuliani. En el campus de la Universidad de Nueva York, en uno de esos milagrosos vergeles que brotan en medio del asfalto, tiene precisamente su pequeña parcela Colin Beavan, más conocido como el “No Impact Man”.

“El sistema no va a cambiar si antes no cambiamos nosotros”, asegura Beavan. “Uno a uno, manzana a manzana, barrio a barrio, se puede acabar cambiando una ciudad como Nueva York. Es fácil desanimarse porque los primeros en criticarte serán tu familia, tus vecinos o tus compañeros de trabajo. Pero hay que persistir y, sobre todo, conectar”.